Vestidos drapeados Mujer

No hay productos en esta categoría

Favorecen a distintos tipos de figura y han llegado para quedarse. En Viste con Amelia sabemos muy bien que estos vestidos sientan genial a todo tipo de mujeres, por eso te ofrecemos una colección de vestidos drapeados en diversos estampados y también en colores lisos.

Vestidos con drapeados para parecer más delgada

¿Cómo tiene que ser un vestido para que nos haga parecer más delgadas? Existen diseños que pueden remodelar el cuerpo y hacerte sentir más bella y segura gracias a pequeños trucos. Si no conoces nuestros vestidos con drapeados, acabas de hacer un gran descubrimiento porque a partir de ahora no vas a poder vivir sin ellos.

¿Por qué? Porque cada uno de ellos tiene el drapeado colocado de manera estratégica para acentuar las partes de tu cuerpo que más te gustan o para disimular aquellas de las que no estás tan orgullosa.

El truco está en dónde se coloca el drapeado, en su tamaño y en el volumen del mismo. A continuación te desvelamos los secretos para elegir el vestido que mejor se adapte a tu figura. ¡Allá vamos!

Qué vestido drapeado escoger según tu silueta

Para mujeres que quieran disimular la tripita, recomendamos vestidos con el drapeado en la zona del abdomen. Es importante que el vestido no quede muy ceñido ni muy holgado para no crear justamente el efecto contrario.

Para las mujeres con poco pecho, nuestra recomendación es que el vestido lleve los drapeados en esta misma zona, ya que los pliegues en esta zona del cuerpo aportarán el volumen que deseamos.

Igualmente, para las mujeres con mucho pecho, también se recomienda el drapeado en el escote pero esta vez con mucha caída y si puede ser cruzado mucho mejor ya que un escote en V es perfecto para las mujeres que quieran disimular pecho. Obviamente se deben evitar telas que generen mucho volumen si no generaremos justamente el efecto contrario.

Si tu complejo son unas caderas anchas, no tienes por qué recurrir siempre a prendas holgadas. Opta por un vestido con el drapeado en la zona de la cadera y las piernas. El no ceñir ni marcar esta zona, hará sentirte cómoda y muy favorecida.

Y si lo que deseas es definir tu cintura, estos vestidos también van a ser tu gran aliado ya que ayudan a definir una silueta más definida a cuerpos sin curvas. Los vestidos con efectos cruzados a la altura de la cintura con ideales para marcar el punto de atención en esa zona y con ello se consigue una visión de un cuerpo mucho más equilibrado.

¿Los vestidos con drapeado disimulan?

Todas las mujeres tenemos defectos o complejos que queremos disimular, o partes de nuestro cuerpo de las que estamos muy orgullosas y queremos acentuar. Tanto para conseguir un efecto como el otro, los vestidos drapeados son perfectos. El secreto está en saber dónde colocarlo para que nos ayude a conseguir el efecto deseado.

Escotes con drapeados en la espalda

Si te te gusta llevar escote en la espalda, los vestidos con caída en la espalda van a convertirse en tus favoritos ya que el escote drapeado aporta un toque más suave y femenino. 

La técnica del drapeado

A los diseñadores les encanta el arte del drapeado porque sus diseños cobran vida a medida que manipulan la tela a la forma del vestido. Aunque un diseñador puede empezar con un boceto de diseño, durante el proceso de drapeado, un vestido nuevo e interesante suele tomar forma. Esta es la razón por la que esta técnica se considera el método más creativo de hacer patrones.

A diferencia del proceso de fabricación de patrones bidimensionales, el drapeado permite al diseñador obtener una percepción de cómo quedará el vestido a medida que la tela cubre la forma. Este método permite al diseñador tomar mejores decisiones al considerar la idoneidad de un tejido en particular para su diseño.

Llamar ahora
verifyserptrade